"La dificultad no debe ser un motivo para desistir sino un estímulo para continuar"

Té (Camellia sinensis)

Té (Camellia sinensis) El té es una planta que suele medir entre uno y siete metros de altura.; además, presenta una acción protectora capilar. De los remedios vegetales conocidos en la actualidad, posiblemente sea el rusco el de mayor acción venotónica; esto le hace estar especialmente indicado en todos los problemas relacionados directa o indirectamente con la circulación Es originario de China, donde crece como arbusto silvestre de forma espontánea en los montes. En algunas ocasiones se cultiva en zonas adecuadas para su posterior comercialización. Esta planta no se encuentra en la Península, siendo el té de roca el que más se conoce en España. Florece durante el invierno, extendiéndose la floración hasta el principio de la primavera en algunas zonas. Sus flores son blancas y tienen una corola bastante abierta formada normalmente por seis pétalos. Suelen encontrarse aisladas o en pequeños grupos de dos o tres como mucho. Nacen al lado de las hojas, son cabizbajas y desprenden un aroma muy agradable. El fruto forma una especie de cápsula y las semillas se encuentran aisladas y son ovaladas o circulares. La parte que se recolecta son las hojas, que después se emplean para realizar infusiones. Entre los componentes activos que forman este arbusto podemos destacar la teína o cafeína, que está presente en mayor o menor cantidad, según cómo sea la calidad del té; así, cuando es bueno, su presencia es aproximadamente del 2%. Existen otras sustancias como el tanino, el ácido quercitánico, etc. La principal utilidad que se le da al té es la realización de infusiones, que se utilizan para diferentes aplicaciones como pueden ser el agotamiento y la fiebre. Es una bebida estimulante, con propiedades sudoríficas y diuréticas. Se utiliza mucho como remedio casero y entre sus propiedades destaca su empleo en caso de indigestión. Su consumo es bastante común y está muy extendido por todo el mundo, siendo superado únicamente por el café. .- Infusión. Se añaden 4 gr. de hojas por cada 350 gr. de agua hirviendo, después se deja reposar 3 ó 4 minutos. Este preparado puede ser utilizado como estimulante, aunque en algunas zonas se considera un buen calmante, lo que contradice la presencia de la teína entre sus componentes. Si el sabor no resulta agradable se puede añadir azúcar o cualquier edulcorante. Se toma una taza después de las comidas. Cocción. Se pone agua a calentar durante 10 minutos y se añaden hojas secas de té. Si se sobrepasa el tiempo de cocción pueden resultar perjudicados sus efectos y sabor. Tomar tres tazas al día. Estimulante. Astringente. Anorexígeno.

Compartir en redes sociales

Esta página ha sido visitada 237 veces.